La Casa Consistorial o Ayuntamiento de Alcaudete, declarada Bien de Interés Cultural en el B.O.E. número 4, de 5 de enero de 2005, fue construida en la segunda mitad del siglo XVIII. Su interior, actualmente transformado, sólo conserva las trazas de la estructura original. Desde su construcción este edificio se convertiría en símbolo de la localidad y su plaza en el nuevo centro urbano.

Del inmueble destaca la magnífica portada de la fachada principal, que se adscribe al clasicismo barroco, fruto de la intervención de las directrices borbónicas que desde la fundación de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1744, se propaga en edificios civiles y religiosos.

La fachada presenta en planta baja una estructura adintelada que flanquea la puerta de acceso al edificio. El segundo cuerpo lo preside un amplio balcón que rebasa el eje horizontal de la portada propiamente dicha. A ambos lados se encuentran, en relieve, dos escudos. El izquierdo pudo ser el de la villa en el siglo XVIII. El escudo de su parte derecha representa a los señores de la casa de Alcaudete (Fernández de Córdoba, Montemayor). El motivo de encontrarse picados parece ser que se debió a la reacción antiseñorial que en Alcaudete aconteció como consecuencia de la Constitución de 1812.

Apoyada en el dintel del vano del balcón existe una hornacina donde se encuentra una escultura exenta y de pie de San Miguel, patrón de Alcaudete. Sobre la clave de la hornacina se encuentra un escudo ovalado en cuya caja hay una inscripción dedicando el edificio y el pueblo a la advocación de su patrón.

La vertical de este tramo de calle central de la fachada se remata con un estrecho cuerpo que rompe el alero del tejado como una pequeña torre, en donde se encuentra el reloj.

Actualmente el edificio está afectado por un expediente de declaración de Bien de Interés Cultural.

 

 


Ver mapa más grande

Volver