La Sierra Ahillos es una zona de grandes valores botánicos, faunísticos, geológicos, medioambientales y de ocio, como la belleza y cultura del paisaje agrario, donde sus blancos cortijos emergen como islotes en un enorme mar de olivos. Desde este enclave podrá practicar parapente y paramotor por sus excepcionales condiciones de viento.

En 1850, Pascual Madoz en su conocido diccionario geográfico la citaba como: "una sierra de figura piramidal ..., por la parte SE aparece cortada casi verticalmente, presentando tajos y fracturas terribles". A pesar de tan alarmante descripción su cumbre resulta bastante apetecible. Con sus 1454 m de altitud, se comporta como un espléndido mirador que domina buena parte del territorio andaluz y sus montañas, pudiéndose admirar, entre otros picos, el Mulhacén y el Veleta, cumbres de Sierra Nevada.

Flora y Fauna

En la Sierra Ahillos destacan las plantas aromáticas, que tienen gran importancia por su empleo familiar, como el tomillo, romero, hinojos, etc. También se hayan en la sierra encinas, zarzales, arbulagas, acebuches, pinos piñoneros y majuletos, y otras plantas como quejigos, retamos, espartos, matagallos o cornicabras

Pueblan la sierra animales como el tejón común, el erizo, el gato montés (en peligro de extinción en el municipio), la gineta, el hurón, el zorro, la comadreja, la liebre, el conejo, la perdiz, el zorzal, el jabalí, lagartos, salamandras y escorpiones

Además de todos los animales nombrados en este apartado, merece una especial atención debido a su poca frecuencia, no solo aquí sino en toda España, las águilas reales que se ubican en Alcaudete en ciertas épocas del año. También existen en Alcaudete halcones en grado muy reducido, pero en mayor número que las águilas.


Ver mapa más grande

Volver