Se identifica con el nivel superior del edificio que se adosa al lienzo Sur. A ella se accedía desde la terraza superior o central, a través de una gran puerta. El espacio interno es rectangular, diáfano, cubierto por una estructura de madera o artesonado. Este tipo de cubierta horizontal facilitaba la captación del agua de lluvia y su conducción, desde la terraza hasta el aljibe mayor. La estancia está comunicada directamente a través de una pequeña puerta, con el adarve del lienzo meridional. La intervención arqueológica ha permitido documentar la estructura del suelo original, de baldosas de adobes y los restos de banco perimetral, adosado a sus muros.

En esta sala se celebran los capítulos diarios; donde se leían los capítulos de la Regla de San Benito, se hacía confesión pública de las faltas o infracciones contra la Regla, se imponían castigos y escarmientos, se convocaban reuniones generales, etc...

Volver